Esta página contiene cookies para análisis de su rendimiento. En ningún momento se comparten los datos con terceros ni empresas de publicidad. Simplemente se utilizan para uso estadístico de acceso y uso de la página web. Al seguir navengando en ella aceptas todas las cookies del sitio web.

PATENTES Y MARCAS. PROPIEDAD INTELECTUAL.ABOGADOS Y AGENTES OFICIALES

Login

Tras un incremento interanual del 67,8%, los registros de marcas en China alcanzaron, en junio de 2019, la cantidad de 22,7 millones. Este dato despierta las alarmas

No se puede ignorar, porque es bien sabido, que en este país se registran marcas de cierta notoriedad que ya están registradas en los Estados Unidos o en otro lugar, generalmente con el propósito de explotar la marca o de extorsionar económicamente a los legítimos titulares de derechos.

Esta manera ilegal de proceder es fácil gracias al sistema que, en China, otorga la propiedad de una marca a la primera persona que presenta una solicitud, sin llevar a cabo un examen que detecte si el solicitante tiene intención de usar la marca o de si ya existiera un uso previo por otro titular, en otra parte. La falta de este análisis favorece que el ocupante ilegal pueda bloquear la capacidad del verdadero propietario que quisiera registrarse y usar su propia marca en China.

Como ejemplo de marcas famosas que han sido víctimas recientes de esta ocupación cabe citar que Apple perdió la propiedad de su marca IPHONE para su uso en relación con bolsos, fundas de teléfonos móviles y otros artículos de cuero. Asimismo, New Balance debió cesar en el uso de la marca Xin Bai Lun (New Balance, en chino) y tuvo que pagar unos 16 millones de dólares por derechos de marca, además de tener que solicitar disculpas públicas al propietario ilegal.

Felizmente, el Gobierno chino adoptó una enmienda a la Ley de Marcas, vigente desde el pasado mes de noviembre, que establece que "las solicitudes hechas de mala fe para los registros de marcas comerciales que no están destinados a ser utilizados serán rechazadas", estando sujetas, además a sanciones administrativas y económicas.

La nueva Ley prohíbe que las agencias y despachos de marcas acepten la representación de aquellos clientes que pretendan registrar marcas en dichas circunstancias y situaciones de mala fe.

Aunque la actual Ley de Marcas incluye métodos para combatir las marcas de mala fe, "la necesidad de impugnar dichas marcas a través de largos y costosos procedimientos de oposición e invalidación dificulta la protección de la marca en China, particularmente para las entidades extranjeras”

Al dejar en claro que las solicitudes de marcas registradas de mala fe deben ser rechazadas, la enmienda faculta a la autoridad de registro de marcas para rechazar en la etapa de examen las solicitudes que se consideren de mala fe.

Para mayor conocimiento sobre su caso particular, póngase en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto

 

Login phone